domingo, 14 de febrero de 2010

Castigo

.

The Incomplete Cloth (ink on paper)

Richard A. Kirk (The Incomplete Cloth (ink on paper)

.

a Carlos Victoria

 

Luego están los crímenes sutiles.

Esos que nadie toma en cuenta,

los que no puntúan en los baremos de la sangre violenta.

Los jueces y la numerosa legión de funcionarios

comparten la obsesión por la huella física

que llevó a Santo Tomás a meter su dedo

donde antes estuvo un clavo en la palma de una mano.

Pero ¿en qué queda lo demás?

¿La hiel en los labios?

¿La mofa de la soldadesca pinchando el costado?

¿Lo que no se ve?

Ah, qué mente tan soberbia y diabólica

la que oculta la herida que no mata

pero que no deja vivir.

Ante la vulgaridad del golpe,

ante la evidencia que deja la bala,

se convierte en una sangre enferma

que viaja por todo el cuerpo sin hacer ruido,

sólo percibida por aquel que siente el gorgoteo

en cada recodo de sus venas.

Por eso no tienen castigo, ni siquiera comprensión.

Castigo es el que muerto sigue vivo.

.

© David Lago González, 2010.

(Madrid, 14 de febrero de 2010)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De:ROGER SALAS
Para: david2305@yahoo.es

muy bueno, muy duro, muy cruel, muy real. voy a escribir y luego te llamo. bsss Koko

Zoé Valdés dijo...

Doloroso, pero con el necesario dolor que reclama la poesía.

María Gina Valero Ortiz dijo...

Muy muy actual,que viene a cuento, del cuento que nos hace tan estupidos,me gusta leer tus cosas y saber que alguien esta en la poesia tan cerca del dolor, un saludo.