jueves, 8 de octubre de 2009

UN PAIS LLAMADO AFUERA


 

 

                                                a Rolando (Morelli),

                                                porque en una conversacion en The Cloisters

                                                surgio esa imagen del Pais de Afuera

 

 

 

Al otro lado hay un pais llamado Afuera,

grande como el sol, pequeno como la luna,

donde tu y yo cabemos en un palacio

y donde siempre es tiempo de cigarras.

Atras, al otro lado del otro lado, queda

la fila inmensa de las hormigas

que olvidaron las senas del hormiguero

hasta convertirse en cigarras atrapadas

en cuerpos ajenos, prestados o robados,

de esos que los del otro lado habitan por error

al otro lado del otro lado.

 

Al otro lado del otro lado,

todo es un galimatias inmenso,

empezando por su propio cerebro;

creen que el mundo se extiende

a partir de las cotas del otro lado del otro lado

sin fronteras ni oceanos ni depresiones del terreno,

o del alma, esas otras peores que dificultan cualquier movimiento.

Ellos tambien la tienen, pero haber nacido de aquel lado,

y al no haber estado nunca del otro lado en el pais de Afuera,

les ha hecho no pensar en ello, sino solamente en el espejismo

que contra toda realidad han fabricado

a partir de las erradas descripciones aviesas de los de Adentro.

Son dos paises, dos unicos paises

a los que se reduce todo el Universo:

Adentro y Afuera.  No hay mas.

no hay variantes ni terceros terminos.

Ni tonos ni distinciones ni exclusiones.

Y como dentro les han hecho vislumbrar continuamente los dragones de fuera,

ellos, pobre pueblo mio, confian firmemente que al llegar al Pais de Afuera

se convertiran –porque asi lo consideran justo por su sufrimiento-- 

en san jorges guerreros

que aplastaran de un lancetazo eficaz todo lagarto inmundo.

Es un tema triste y tragico, y queda en lamentable por incomprensible,

o por inexplicable, porque ni los de Adentro ni los de Afuera somos Uno

como entona con voz mesianica el discurso,

y es mal infinito y cruel el resultado del experimento

que los biologos del estado han ensayado en nuestra piel,

unica y a su vez variada razon que nos convierte en Uno.

 

Y en eso ha quedado la identidad de una nacion: en la semilla del mal.

 

 

(Philadelphia, 6 de octubre de 2009)

(C)2009 David Lago Gonzalez

3 comentarios:

María Gina Valero Ortiz dijo...

De verdad y de penas, el poema es tan bello que lloro dentro, lo que no puedo expresar fuera.
Felicidades por este poema bello .

Anónimo dijo...

Gracias David, por la belleza y la tristeza.

Besos
Kuka

Zoé Valdés dijo...

Gracias por la emoción poética.